Sábado, 27 de octubre de 2012

 

  Anna Marra    

  Abogado. Experta en Legal Project Management  

  Autora del libro: ”Legal project management: 

  Reglas para competir en el nuevo mercado legal”

 

 

Cuando se le preguntó si pensaba haber fracasado antes de lograr el filamento de hilo de algodón carbonizado para su bombilla, aquel genio de empresario e inventor que fue Thomas Edison contestaba: “No he fracasado. Solo he encontrado 2000 maneras que no funcionan”.

¿Cuántas veces fracasan los abogados? ¿Cuántas maneras que no funcionan han experimentado para llegar a poder ejercer su práctica de forma diferente? Si es cierto cuanto afirma Eric Hoffer, escritor y filósofo estadounidense del siglo XX, que “cuando las personas tienen la libertad de hacer lo que desean, normalmente se imitan entre ellos”, esta conclusión es aún más cierta cuando hay ausencia de necesidad. Sin embargo, en un contexto de cambio que genera crecientes necesidades, ¿seguimos siendo libres?

No cabe duda que la crisis económica y financiera, la interconexión entre los flujos de información, la globalización y los alcances tecnológicos han producido una revolución en las dinámicas del mercado de los servicios legales. Las fuentes de ventajas tradicionales actualmente no proporcionan seguridad a largo plazo y la conformidad ya no es una elección posible. Los despachos de abogados y los departamentos jurídicos de empresa necesitan reflexionar sobre cuatros ejes principales: la movilidad, la internacionalización, la inmediatez en la relación con el cliente y la flexibilidad de soluciones.

En este nuevo escenario, las firmas internacionales excelentes como Seyfarth Shaw, Evershelds, McCarthy Tetrault, King & Wood Mallesons, Mc Dermott Will & Emery o Du pont, están aplicando principios y técnicas de gestión de proyectos a los casos jurídicos (legal project management), con el resultado de reducir los costes internos, mejorar la eficiencia de la práctica jurídica, asignar correctamente los recursos y responder a las necesidades globales de sus clientes.

Tras la generación de abogados generalistas de los años sesenta-ochenta y la siguiente generación de especialistas que ha llegado a nuestro tiempo, estamos frente a la tercera generación de profesionales: los legal project managers, abogados capaces de ofrecer al cliente una solución no solamente jurídica, sino global basada en una relación más participativa y transparente, de manejar la triple restricción del caso-proyecto (alcance, tiempo y costes) conforme con los objetivos establecidos y con los criterios de éxitos definidos, de asignar, gestionar y liderar los recursos humanos (equipos multidisciplinares), de identificar y gestionar los stakeholders del caso, de identificar y gestionar los riesgos según la probabilidad de que ocurran y el impacto que puedan tener.

El abogado del futuro, que ya es presente, trata con nuevo conceptos como plan de gestión, áreas de conocimientos, grupo de procesos, fases, dirección de equipos multidisciplinares, internacionales y virtuales, planes de costes, calidad, comunicación y riesgo, métricas, técnicas de planificación, ejecución, control, seguimiento y cierre. El Legal Project Management sabe gestionar los costes del proyecto, pero más aún se centra en el valor que puede aportar con la solución que ofrece al negocio del cliente. Sabe distinguir entre sus deseos y necesidades, y gestionar los unos y los otros según su propia identidad. Sabe maximizar la confianza del cliente, haciéndole parte de la planificación y teniéndole informado sobre la ejecución y las posibles desviaciones.

Es una nueva perspectiva, que permitirá al abogado experimentar las dos mil maneras que no funcionan para poder encontrar la que sí funciona. Decía Hoffer que “en tiempos de cambio, quienes estén abiertos al aprendizaje se adueñarán del futuro, mientras que aquellos que creen saberlo todo estarán bien equipados para un mundo que ya no existe”. Nos toca elegir.

> Publicado por Meetius

Suscríbete

  • Síguenos en twitter

  • Síguenos en facebook


© 2021 DE RASCHE Y PEREIRA-MENAUT - CIF: B- 85980688